Vinoba, un insólito reformador social no-violento

 

por

Llorenç Vidal

 

Aunque poco conocida en Occidente, existe una corriente de pensadores y hombres de acción hindúes que, siguiendo el ejemplo del Mahatma Gandhi, buscan una solución a los problemas sociales, materiales y económicos de su país. Así, por ejemplo, el filósofo Sarvepalli Radhakrishnan, que desde 1962 hasta 1967 ocupó la presidencia de la India, insistió en que "es necesario acelerar la realización del programa social, haciendo desaparecer el paro y el analfabetismo y combatiendo las enfermedades. Si conseguimos infundir a nuestra democracia el suficiente contenido social y económico para construir un estado de bienestar social, habremos realizado un esfuerzo que servirá de ejemplo para África y para Asia".

Es, sin embargo, lejos de las estructuras de poder donde se ha realizado la más atrevida experiencia de reforma social. Su inspirador y artífice ha sido el Acharya Vinoba Bhaave, discípulo del Mahatma Gandhi. Después de la muerte de su maestro, se hizo mendigo voluntario y empezó a recorrer las aldeas de la India con esta extraña exigencia:

 

"Oh padres de familia que tenéis la preocupación de salvaguardar y legar vuestro patrimonio, vengo a rogaros encarecidamente que recordéis que yo soy el menor de vuestros hijos.

"Sí, yo, el pobre, soy el menor de vuestros hijos que se había marchado hace mucho tiempo y que ya creíais muerto. ¡Ved, he vuelto! ¡Reconocedme y regocijaos, pues estaba muerto para vosotros y he vuelto a la vida y he renacido!

"Si vuestra familia se compone de cinco personas, yo, el menor, soy el sexto. ¿Me negaréis mi parte de la herencia?"

 

Este extraño planteamiento y su no menos extraña petición chocaban fuertemente con las ideas preconcebidas. Exigían reflexión. Pero, ¡oh maravilla!, encontraron abundantes respuestas positivas, y así, después de recibir la parte de la herencia que, como hijo menor reencontrado, le "restituían" algunas familias de la aldea, el mendigo no-violento reunía a los desheredados e indigentes del lugar y les repartía las tierras que había recibido... y, acto seguido, se marchaba a otra aldea. El movimiento del "Bhu-Danoe" o del "Don voluntario de la tierra" había comenzado.

Este don o redistribución voluntaria de la tierra, continuando día a día, se completó después con el "don en especies" y el "don de la aldea entera", se fomentó la educación popular y se reavivaron las artesanías textiles y rurales. Actualmente el movimiento "Sarvodaya" (Servicio de cada uno para todos) promueve el don voluntario de la tierra y, con carácter cooperativo, une, sostiene y apoya las aldeas comunitarias autogestionarias creadas a base de la redistribución de tierras obtenidas a través del "Bhu Danoe" ("Don voluntario").

Lanza del Vasto escribió su biografía titulada "Vinoba o la Nueva Peregrinación" y Jean Herbert ha publicado una selección antológica de textos de Vinoba bajo el título de "La Révolution de la Non-violence", en las que se recogen el pensamiento y la actuación práctica de este insólito Maestro espiritual de nuestra época, el cual, con su acción de reforma social agraria, llevada a término por medios persuasivos y totalmente no-violentos, ha conseguido la redistribución voluntaria de una extensión de tierra superior a la superficie de España.

Su punto de partida y su método de acción fue la no-violencia gandhiana y su credo social  -que no tiene nada que ver ni con el capitalismo ni con el comunismo-  puede resumirse en estas palabras suyas:

"La tierra es como el aire, la lluvia y el sol. Pertenece a todos porque a nadie pertenece, sino a Dios que la hizo. Si hay algunos de sus hijos que puedan pretender poseerla con más derecho que los otros, son sin duda aquellas personas que la cultivan con sus manos".

O como poéticamente se dice en la "Canción popular del Bhu Danoe", que en su versión mallorquina dice:

 

"Sa terra ès com s'aire i com s'aigo.

Donau sa terra a tots.

Donau sa terra a tots.

Donau sa terra a tots".

 

("La tierra es como el aire y como el agua.

Dad la tierra a todos.

Dad la tierra a todos.

Dad la tierra a todos".)

 

Éste es el mensaje del Acharya Vinoba Bhaave, discípulo del Mahatma Gandhi y activo reformador social no-violento en la India de nuestros días. Nacido en 1895, falleció a finales de 1982. En el movimiento del "Sarvodaya" ("Servicio de cada uno para todos") está la esperanza en la continuidad de su mensaje y de su obra.

 

 

Llorenç Vidal

 

(Última Hora, Palma de Mallorca, 24 de diciembre de 1983)

 

* * *

 

 

* * *

 

 

* * *