.

 

 

Anton Sala-Cornadó en el recuerdo

 

por

Llorenç Vidal

 

 

Acababa de releer el artículo -¡magnífico artículo!- que Llorenç Capellà dedicó a Anton Sala-Cornadó en el Diari de Balears el pasado 10 de marzo de 2009, cuando me llegó la noticia -donde yo vivo las noticias llegan con frecuencia tarde o demasiado tarde y a veces ni siquiera llegan- del fallecimiento del poeta de Tàrrega, acaecido el pasado primero de marzo de 2011, a sus ochenta y un años de edad.

 

Conocí a Anton en la Facultad de Filosofía y Letras de Barcelona, en la que él, a su regreso de Cartagena, de donde se trajo a Amparo, y ya perito químico en ejercicio, aterrizó para profundizar en sus conocimientos humanísticos, así como para establecer relaciones culturales y nacionalistas entre los estudiantes. Y entre nosotros fue cuajándose una buena amistad, una amistad rica de conversaciones mantenidas en los pasillos del claustro universitario, en su casa y en el salón del Centre Lleidatà, situado frente a la universidad en la Gran Vía de les Corts Catalanes, por aquel entonces simplemente "Gran Vía", al que íbamos con frecuencia para redimir algunas de las horas libres espaciadas entre clase y clase. Participamos igualmente, junto con otros compañeros, entre los que estaba el también poeta Joan Julià Maimó, en la tertulia literaria Barbolles Poètiques, que el doctor Joan Colominas Puig organizó en su casa de la calle Aragó. Recuerdo especialmente de esta tertulia la primicia que nos hizo Salvador Espriu de su poema "La pell de brau", en una lectura previa a su publicación. Y así fue como Sala-Cornadó se convirtió en un colaborador asiduo de los cuadernos literarios Ponent y como en 1959 publicó su segundo libro de poemas, "Galopant per la faula", en la mallorquina colección de poesía La font de les tortugues, impresa por aquel entonces, junto con Ponent, en la legendaria Imprenta Atlante, que dirigía, en su actividad de promotor cultural, Pere Serra Bauzà.

 

La última vez que coincidí con Anton fue en Sant Cugat del Vallès, en la Universitat de la Pau, en el acto en el que el Institut Víctor Seix de Polemologia me hizo entrega del Memorial Joan XXIII y al que él espontáneamente asistió y participó con la composición y lectura del un poema. Su figura había cambiado y tenía el aspecto de un activista independiente de anárquicas barbas blancas.

 

Anton Sala-Cornadó nació en Tàrrega, comarca de l’Urgell, el 8 de octubre de 1929 y nos lega un conjunto literario muy importante, formado, sin contar su obra inédita, por Aquest somni (1956), Galopant per la faula (1959), Suite pirinenca (1972), Nadal, un crit cap a la llibertat. (1978), Poemes de l'estaquirot (1979), Torno a encendre l'estel (1984), La vall dels ecos (1985), I finalment el silenci (1988), El rostre (1998), Obra poètica: obra publicada i inèdita (2000) y La llum camina de puntetes per la carena (2002).

 

Con influencias diversas, especialmente de Joan Maragall, Joan Alcover, Carles Riba i Salvador Espriu, la producción de Sala-Cornadó camina por senderos originales y es expresiva de una personalidad literaria autónoma y libre de condicionamientos comerciales y consumistas. Escribió Antoni Comas que "en l’obra publicada d’Antoni Sala es fa ben visible un romanticisme difús i evanescent, que resol, com és lògic, en imatges etèries i estilitzades".

 

Galardonado con la Creu de Sant Jordi, Anton nos ha dejado y, como se dice en la esquela de la Orden Masónica Mixta Internacional Le Droit Humain-El Derecho Humano, Federación Española, de la que, siguiendo una tradición familiar, era hermano, "se ha ido al Oriente Eterno" o, tal vez, como con rasgos fuertemente existenciales expresó él mismo en su poema "L’aventura de la mort", de "Galopant per la faula", se ha adentrado en el sueño misterioso de lo desconocido:

 

"Jo no sé si és un somni el galop del cavall

pels camins pedregosos de la mort.

He perdut el domini de les brides

i avanço errat per l’estretor del call".

 

A partir de ahora Anton Sala-Cornadó y su obra poética permanecerán vivos en nuestro recuerdo.

 

Llorenç Vidal

 

(Última Hora. Palma de Mallorca, 7 de enero de 2012)

 

* * *

 

 

* * *

 

 

* * *